Tecnología Segura

Consejos prácticos para ahorrar agua

by on Feb.22, 2010, under General

En esta vida, no todo son “ceros y unos”. Cuidar el medio ambiente es la única vía para no acabar con el mundo tal y como ahora lo conocemos (ya bastante maltrecho, dicho sea de paso). En otras ocasiones ya hemos hablado sobre , reciclaje, eficiencia energética… hoy te proponemos unos para ahorrar agua que, quizá, todos sepamos, pero que nunca está de más recordar:

AHORRAR AGUA EN EL HOGAR

  • Cierra levemente la llave de paso de agua a tu vivienda. Al disminuir el caudal, conseguirás que salgan menos litros del grifo por minuto. Un gesto tan pequeño se convierte en una medida muy útil para economizar tan preciado líquido. Tú apenas notarás la diferencia cada vez que abras los grifos; pero tu bolsillo sí que lo apreciará.
  • Realiza mantenimientos periódicos del sistema hidráulico de tu casa para comprobar y reparar fugas. Si el contador “corre” cuando todos tus grifos están cerrados y tus electrodomésticos apagados, probablemente tengas una fuga de agua en tu instalación.
  • Para lavar el coche nunca utilices la manguera. Utiliza un cubo y una esponja o llévalo a un establecimiento especializado con sistemas de lavado ecológico y que recicle agua. El coste de estos establecimientos será menor que el coste del agua que malgastas. Ahorrarás más de 70 litros de agua.

Ahorrar agua en la cocina

  • Instala grifos monomando o termostáticos, también ayudarás a bajar la factura del agua.
  • Instala dispositivos economizadores en los grifos de agua. Ahorrarás hasta un 50% del consumo habitual.
  • Repara los grifos. Evita que goteen. Ahorrarás 200 litros de agua (Una gota por segundo son 30 litros al día).
  • Cierra los grifos siempre que no los uses. Ahorrarás 12 litros de agua al minuto.
  • Compra electrodomésticos ecológicos y utilízalos siempre con la carga completa (en programa de media carga, un electrodoméstico gasta más de la mitad de agua). Ahorrarás un 40% más de agua por lavado.
  •  En ocasiones, ciertas prendas de ropa no necesitan ser lavadas después de sólo un uso.
  • No dejes el grifo abierto para que se enfríe el agua. Pon una jarra en el frigorífico.
  • Aísla las tuberías de agua caliente para lavabos.
  • Utiliza cuencos o barreños para lavar la fruta, la verdura, los platos, los cacharros… Si tienes un fregadero de dos cubetas, usa una para enjabonar y otra para aclarar.
  • Utiliza el agua sobrante de las jarras de las comidas y de lavar las verduras para regar las plantas.
  • Descongela los alimentos en el frigorífico.

Ahorrar agua en el aseo

  • No permitas que tus sanitarios pierdan agua. Comprueba que tu retrete no pierde agua de una manera muy sencilla: vierte una poca cantidad de colorante en el depósito del agua. No uses el inodoro y si al cabo de 15 minutos encuentras “coloreado” el sanitario, significa que tu inodoro pierde agua y debes repararlo.
  • Instala grifos monomando o termostáticos.
  • Instala en los grifos dispositivos economizadores de agua. Se denominan atomizadores en los grifos: son unas pequeñas piezas que ‘mezclan’ el agua con aire y crean la sensación de mayor chorro con menor cantidad de líquido. Los encontrarás en cualquier ferretería o tienda de bricolaje. Son artículos muy baratos y no hace falta ser ingeniero para su instalación: basta con desenroscar la boca del grifo, introducirlos y volver a enroscar. Ahorrarás hasta un 50% del consumo habitual.
  • Repara los grifos. Evita que goteen. Ahorrarás 200 litros de agua (Una gota por segundo son 30 litros al día).
  • Dúchate en lugar de bañarte. Ahorrarás 200 litros de agua al día por persona.
  • Cierra los grifos siempre que no los uses.
  • Cierra el grifo mientras te enjabonas las manos o te afeites.
  • Utiliza un vaso para enjuagarte la boca al lavarte los dientes. Ahorrarás 12 litros de agua al minuto.
  • Llena moderadamente el lavabo al asearte y no dejes correr el agua. Ahorrarás 12 litros de agua al minuto.
  •  Instala cisternas de doble descarga y de 6 litros de capacidad. Muchas veces no es necesario descargar el depósito entero.
  • Aísla las tuberías de agua caliente para lavabos o duchas.
  • Coloca una papelera de aseo. No uses el inodoro como cubo de basura. Ahorrarás de 6 a 12 litros de agua cada vez que vacíes la cisterna.
  • Compra papel higiénico blanco o reciclado.
  • Vierte el aceite usado que sobre en un bote y llévalo a reciclar.
  • Evita los productos de limpieza agresivos.
  • En lavabos públicos, no tires de la cisterna antes de usar el inodoro.

Ahorrar agua en el jardín

  • Conoce el microclima de tu jardín y selecciona las plantas que se adecuen a él.
  • Agrupa las plantas según su consumo de agua para facilitar la economía del sistema de riego.
  • Utiliza plantas tapizantes o cobertoras sustitutas del césped.
  • Conoce el clima: diseña un sistema de riego acorde a las necesidades.
  • Usa acolchados en el suelo en las zonas en las que no hay sombra. Evitarás la evaporización del agua.
  • Instala una red de Riego Elemental: Con bocas de riego y aljibes o estanques que no dependan de sistemas de bombeo.
  • Aprovecha el agua de lluvia: Coloca alcorques en la base de los árboles y evita las escorrentías.
  • No riegues en las horas centrales del día. Riega tus macetas y jardín siempre al anochecer o al amanecer, cuando la temperatura es más baja, y evitarás pérdidas de agua por evaporación. Puedes utilizar para tus plantas el agua que ha sobrado de las jarras de las comidas, de lavar las verduras… o incluso el agua del cuenco del perro o del gato cada vez que se la vas a cambiar.
  • Usa sistemas automáticos de riego: Que sean de goteo para el riego de árboles y arbustos.
  • Árboles y arbustos: Si tu plantación es reciente riégalos en días alternos con dosis de 3 a 6 litros/unidad.

AHORRAR AGUA EN LA COMUNIDAD DE VECINOS

  • Escoge plantas autóctonas, sólo necesitarás una pequeña aportación de agua en los meses cálidos.
  • Utiliza plantas tapizantes o cobertoras que protegen el suelo de la insolación y la escorrentía.
  • Instala sistemas de riego por goteo.
  • Usa un circuito de agua recirculada para fuentes y estanques.
  • Realiza mantenimientos periódicos del sistema hidráulico de las zonas comunes para comprobar y reparar fugas.
  • Aísla las tuberías de agua caliente para lavabos o duchas comunes.
  • Cubre la piscina en los meses que no se utiliza sin vaciarla y conecta la depuración cada 10 días para mantener el agua varios años.
  • Instala para la piscina un sistema de depuración de circuito cerrado.
  • Usa aspiradoras, recoge hojas, cepillos y escobas para la limpieza de zonas comunes. No utilices en ningún caso la manguera de agua.
  • Instala sistemas de refrigeración por bomba de frío o calor por aire. Y para las que precisan agua que sean de circuito cerrado.
  • En las duchas de instalaciones deportivas, instala temporizadores o sistema de infrarrojos en los grifos de las duchas y lavabos.

Vía ¦ eltabacoapesta.com

:,

1 Comment for this entry

Leave a Reply

Buscar en Internet

Loading