Tecnología Segura

Tag: Ecología

Consejos prácticos para ahorrar agua

by on Feb.22, 2010, under General

En esta vida, no todo son “ceros y unos”. Cuidar el medio ambiente es la única vía para no acabar con el mundo tal y como ahora lo conocemos (ya bastante maltrecho, dicho sea de paso). En otras ocasiones ya hemos hablado sobre ecología, reciclaje, eficiencia energética… hoy te proponemos unos consejos para ahorrar agua que, quizá, todos sepamos, pero que nunca está de más recordar:

AHORRAR AGUA EN EL HOGAR

  • Cierra levemente la llave de paso de agua a tu vivienda. Al disminuir el caudal, conseguirás que salgan menos litros del grifo por minuto. Un gesto tan pequeño se convierte en una medida muy útil para economizar tan preciado líquido. Tú apenas notarás la diferencia cada vez que abras los grifos; pero tu bolsillo sí que lo apreciará.
  • Realiza mantenimientos periódicos del sistema hidráulico de tu casa para comprobar y reparar fugas. Si el contador “corre” cuando todos tus grifos están cerrados y tus electrodomésticos apagados, probablemente tengas una fuga de agua en tu instalación.
  • Para lavar el coche nunca utilices la manguera. Utiliza un cubo y una esponja o llévalo a un establecimiento especializado con sistemas de lavado ecológico y que recicle agua. El coste de estos establecimientos será menor que el coste del agua que malgastas. Ahorrarás más de 70 litros de agua.

Ahorrar agua en la cocina

  • Instala grifos monomando o termostáticos, también ayudarás a bajar la factura del agua.
  • Instala dispositivos economizadores en los grifos de agua. Ahorrarás hasta un 50% del consumo habitual.
  • Repara los grifos. Evita que goteen. Ahorrarás 200 litros de agua (Una gota por segundo son 30 litros al día).
  • Cierra los grifos siempre que no los uses. Ahorrarás 12 litros de agua al minuto.
  • Compra electrodomésticos ecológicos y utilízalos siempre con la carga completa (en programa de media carga, un electrodoméstico gasta más de la mitad de agua). Ahorrarás un 40% más de agua por lavado.
  •  En ocasiones, ciertas prendas de ropa no necesitan ser lavadas después de sólo un uso.
  • No dejes el grifo abierto para que se enfríe el agua. Pon una jarra en el frigorífico.
  • Aísla las tuberías de agua caliente para lavabos.
  • Utiliza cuencos o barreños para lavar la fruta, la verdura, los platos, los cacharros… Si tienes un fregadero de dos cubetas, usa una para enjabonar y otra para aclarar.
  • Utiliza el agua sobrante de las jarras de las comidas y de lavar las verduras para regar las plantas.
  • Descongela los alimentos en el frigorífico.

Ahorrar agua en el aseo

  • No permitas que tus sanitarios pierdan agua. Comprueba que tu retrete no pierde agua de una manera muy sencilla: vierte una poca cantidad de colorante en el depósito del agua. No uses el inodoro y si al cabo de 15 minutos encuentras “coloreado” el sanitario, significa que tu inodoro pierde agua y debes repararlo.
  • Instala grifos monomando o termostáticos.
  • Instala en los grifos dispositivos economizadores de agua. Se denominan atomizadores en los grifos: son unas pequeñas piezas que ‘mezclan’ el agua con aire y crean la sensación de mayor chorro con menor cantidad de líquido. Los encontrarás en cualquier ferretería o tienda de bricolaje. Son artículos muy baratos y no hace falta ser ingeniero para su instalación: basta con desenroscar la boca del grifo, introducirlos y volver a enroscar. Ahorrarás hasta un 50% del consumo habitual.
  • Repara los grifos. Evita que goteen. Ahorrarás 200 litros de agua (Una gota por segundo son 30 litros al día).
  • Dúchate en lugar de bañarte. Ahorrarás 200 litros de agua al día por persona.
  • Cierra los grifos siempre que no los uses.
  • Cierra el grifo mientras te enjabonas las manos o te afeites.
  • Utiliza un vaso para enjuagarte la boca al lavarte los dientes. Ahorrarás 12 litros de agua al minuto.
  • Llena moderadamente el lavabo al asearte y no dejes correr el agua. Ahorrarás 12 litros de agua al minuto.
  •  Instala cisternas de doble descarga y de 6 litros de capacidad. Muchas veces no es necesario descargar el depósito entero.
  • Aísla las tuberías de agua caliente para lavabos o duchas.
  • Coloca una papelera de aseo. No uses el inodoro como cubo de basura. Ahorrarás de 6 a 12 litros de agua cada vez que vacíes la cisterna.
  • Compra papel higiénico blanco o reciclado.
  • Vierte el aceite usado que sobre en un bote y llévalo a reciclar.
  • Evita los productos de limpieza agresivos.
  • En lavabos públicos, no tires de la cisterna antes de usar el inodoro.

Ahorrar agua en el jardín

  • Conoce el microclima de tu jardín y selecciona las plantas que se adecuen a él.
  • Agrupa las plantas según su consumo de agua para facilitar la economía del sistema de riego.
  • Utiliza plantas tapizantes o cobertoras sustitutas del césped.
  • Conoce el clima: diseña un sistema de riego acorde a las necesidades.
  • Usa acolchados en el suelo en las zonas en las que no hay sombra. Evitarás la evaporización del agua.
  • Instala una red de Riego Elemental: Con bocas de riego y aljibes o estanques que no dependan de sistemas de bombeo.
  • Aprovecha el agua de lluvia: Coloca alcorques en la base de los árboles y evita las escorrentías.
  • No riegues en las horas centrales del día. Riega tus macetas y jardín siempre al anochecer o al amanecer, cuando la temperatura es más baja, y evitarás pérdidas de agua por evaporación. Puedes utilizar para tus plantas el agua que ha sobrado de las jarras de las comidas, de lavar las verduras… o incluso el agua del cuenco del perro o del gato cada vez que se la vas a cambiar.
  • Usa sistemas automáticos de riego: Que sean de goteo para el riego de árboles y arbustos.
  • Árboles y arbustos: Si tu plantación es reciente riégalos en días alternos con dosis de 3 a 6 litros/unidad.

AHORRAR AGUA EN LA COMUNIDAD DE VECINOS

  • Escoge plantas autóctonas, sólo necesitarás una pequeña aportación de agua en los meses cálidos.
  • Utiliza plantas tapizantes o cobertoras que protegen el suelo de la insolación y la escorrentía.
  • Instala sistemas de riego por goteo.
  • Usa un circuito de agua recirculada para fuentes y estanques.
  • Realiza mantenimientos periódicos del sistema hidráulico de las zonas comunes para comprobar y reparar fugas.
  • Aísla las tuberías de agua caliente para lavabos o duchas comunes.
  • Cubre la piscina en los meses que no se utiliza sin vaciarla y conecta la depuración cada 10 días para mantener el agua varios años.
  • Instala para la piscina un sistema de depuración de circuito cerrado.
  • Usa aspiradoras, recoge hojas, cepillos y escobas para la limpieza de zonas comunes. No utilices en ningún caso la manguera de agua.
  • Instala sistemas de refrigeración por bomba de frío o calor por aire. Y para las que precisan agua que sean de circuito cerrado.
  • En las duchas de instalaciones deportivas, instala temporizadores o sistema de infrarrojos en los grifos de las duchas y lavabos.

Vía ¦ eltabacoapesta.com

1 Comment :, more...

La trajedia del Coltan o la importancia de reciclar

by on Dic.28, 2009, under Electrónica y electricidad, Tecnología

¿Por qué reciclar productos eléctricos y electrónicos?.

Porque dichos productos son muy aprovechables y reutilizables. Algunos componentes son áltamente tóxicos o contaminantes y porque el Coltan que se utiliza en electrónica y electricidad es reutilizable, difícil de conseguir y detrás de la nueva producción/extracción de Coltan en el África Subsahariana existe explotación humana, contrabando, expolio y destrucción medioambiental sin ningún tipo ni posibilidad de control.

¿Dónde reciclar?.

Puedes reciclar todo tipo de productos electrónicos y de electricidad como electrodomésticos, televisores, equipos de alta fidelidad, telefonía, ordenadores y periféricos, etcétera en los Puntos Limpios de tu localidad o región. Infórmate de su ubicación en el teléfono de contacto de tu Ayuntamiento o Gobierno Regional.

Historia del Coltan

Coltan (o Coltán)
Nombre abreviado de dos minerales (columbita y Tantalita) además de hierro y manganeso, que forman un material de color gris metálico oscuro. Escaso en la naturaleza, se trata de un elemento crucial para el avance tecnológico debido a sus nuevas aplicaciones en la electricidad y electrónica, pues es usado principalmente en la elaboración de condensadores de Tántalo, que han ido sustituyendo a los condensadores electrolíticos tradicionales por tener valores de capacidad eléctrica más exactos, soportar mayores temperaturas y ser muchísimo más pequeños. Esto los hace ideales para las exigencias actuales de miniaturización de los dispositivos electrónicos.

Minerales de ColtanEl coltan es un claro ejemplo de materiales que han pasado de ser considerados simples curiosidades mineralógicas a imprescindibles para el funcionamiento de la electrónica y electricidad a todos los niveles (desde un teléfono móvil a un satélite artificial).
El mayor yacimiento para la extracción de este mineral se encuentra en el África Subsahariana, donde la República Democrática del Congo produce el 80% de la reserva mundial de Coltan.
Como en tantos otros casos, la República Democrática del Congo sufrió la presión de occidente y se vio inmersa en una nueva guerra a finales de los años noventa en la que todas las reservas estratégicas le fueron expoliadas y malvendidas para su exportación a Europa y USA. Obviamente, ni un solo dólar de esta operación revirtió en la mejora de la calidad de vida del malogrado pueblo congoleño.
A partir de entonces, principalmente los ejércitos de sus vecinos Ruanda, Uganda y Burundi controlan el contrabando inmoral de Coltan, llegando a acuerdos con los países del norte que, en algunos casos, llegaron a acuerdos de condonación de deuda externa a cambio de un trato preferente en el tráfico indecente de este mineral. Aún hoy, diferentes facciones siguen alimentando el conflicto con el único objetivo de enriquecerse a cualquier precio.
Esta gran tragedia humanitaria no es el único peaje que paga occidente por el abastecimiento de Coltan. A las muertes producidas por las sucesivas guerras de la región se le tiene que unir la catástrofe medioambiental de los yacimientos de Coltan y destrucción de sus ecosistemas. En ocasiones, y siempre sin ningún tipo de control ni supervisión, los yacimientos mineros se emplazan en reservas naturales o bosques donde viven especies en peligro de extinción, como el Gorila.
Por si no fuera poco, un trabajador congoleño normal gana alrededor de 10$ mensuales cuando en minas de otros países se gana entre 10$ y 40$ semanales. Aún así, el kilo de Coltan se cotiza luego en el mercado a 400$. El método de extracción es arcaico e ineficaz. Trabajan en condiciones de semiesclavitud. Un buen trabajador puede sacar un kilo de coltan diario. Además de Coltan, en los yacimientos mineros aparecen otros minerales radiactivos como el uranio, torio y radio entre otros. Debido a la exposición de los trabajadores ante estos minerales, ha habido una gran cantidad de enfermos y defunciones por los efectos de la radiación.
Condensadores de TántaloDesgraciadamente, y aunque ya hay movimientos del sector en ese sentido, es casi imposible que los proveedores de Coltan certifiquen la procedencia de los minerales con el fin de evitar que provengan del contrabando, pero el Coltan es reciclable y reutilizable. Infórmate de los puntos limpios que hay en tu ciudad y deposita en ellos todos los equipos eléctricos y electrónicos (ordenadores, móviles, televisores, …). Con ello, se podrá extraer este preciado mineral para su reutilización, lo que contribuirá a no tener que adquirir nuevas partidas de dudosa procedencia de este material.

Leave a Comment :, , , more...

Lámparas de bajo consumo

by on Nov.29, 2009, under Electrónica y electricidad

Definición de lámpara fluorescente compacta

Lámpara fluorescente compacta
También llamadas “lámpara de bajo consumo”, “bombilla ecológica”, “bombilla de bajo consumo”, “CFL” (en inglés) o “LFC”. Se define como dispositivo de descarga eléctrica destinado a la iluminación de una estancia. De tecnología superior a las antiguas y obsoletas lámparas incandescentes, su principal característica es una mayor eficiencia (menor consumo eléctrico) y vida útil. Su funcionamiento es similar al de los tubos fluorescentes “CFT”: este tipo de bombillas no son más que pequeños tubos fluorescentes acoplados a un casquillo o un conector pin. La iluminación fluorescente emplea vapor de mercurio a baja presión dentro del tubo revestido con fósforo (que reacciona con la mezcla de gases haciéndose fluorescente). Este tipo de bombillas están compuestas por reactancia, cebador y sus resistencias a cada extremo (que calientan la mezcla de gases hasta hacerlo conductor de la electricidad), pero, a diferencia de los tubos, éstas están comprimidas en circuitos electrónicos.

Algunas ventajas de las lámparas de bajo consumo sobre las bombillas incandescentes:

  • La bombilla de bajo consumo nos da la posibilidad de sustituir las lámparas convencionales incandescentes (de filamento) por fluorescentes sin tener que cambiar nuestro aplique, plafón, lámpara de mesita, etc
  • Ahorras por reducir el consumo de electricidad: Las bombillas ecológicas utilizan entre un 50 y un 80% menos de energía que una bombilla normal incandescente para producir la misma cantidad de luz:
Para bombillas de 8.000 horas y un precio del kWh en el hogar en torno a 0,17€,los ahorros serían los siguientes: 
ANTES AHORA AHORRAS (por cada bombilla)
Incandescente Bajo consumo (igual intensidad de luz )  Coste electricidad
40W 9W 42 €
60W 11W 67 €
75W 15W 82 €
100W 20W 109 €
  • Ahorras porque la duración de las lámparas de bajo consumo es considerablemente mayor: Las bombillas de bajo consumo duran hasta 10 veces más y, aunque sean más caras, el coste de la lámpara de bajo consumo se amortiza rápidamente. “10 veces más” significa hasta 10.000 ó 12.000 horas, que equivalen a entre 5 y 10 años para un uso medio de tres horas al día a lo largo de todo un año. Existen ya en el mercado versiones “longlife” de algunos fabricantes y estas lámparas ya pueden llegar a duplicar esta duración.
  • Son ecológicas porque al consumir menos, se emiten menos gases de efecto invernadero en producir la electricidad que necesitas para su funcionamiento.
  • Temperatura: gran parte de la energía que consumen las bombillas de bajo consumo es convertida en luz. En cambio, prácticamente la mitad de la energía que consume una bombilla incandescente se transforma en calor y no en luz. Con lo que toda la energía que las bombillas incandescentes convierten en calor, es desaprovechada y se pierde.
  • Una bombilla incandescente apenas convierte el 2,6% de la energía que consume en luz visible, mientras que una lámpara fluorescente dedica hasta el 15% de la energía consumida en cumplir su misión de iluminar.
  • Decorativas: existen decenas de modelos con diferentes formas, colores y tipos de iluminación. En este aspecto, evita las lámparas “de araña” con muchas bombillas.

Consejos para el uso adecuado de las lámparas de bajo consumo

Si bien todos reconocemos que las “bombillas ecológicas” tienen multitud de ventajas, es muy importante tener en cuenta ciertos detalles para utilizarlas de manera adecuada y eficiente:

  • En el momento de encenderse consumen mucha energía, lo que no les hace aptas para estancias donde se utilice la luz por breves periodos de tiempo. Apagarlas y encenderlas con frecuencia también reduce su vida útil.
  • No dejes luces encendidas en habitaciones que no estés utilizando.
  • Aprovecha la luz natural siempre que sea posible.
  • Coloca reguladores de intensidad luminosa.
  • Utiliza tubos fluorescentes donde puedas y, sobre todo, en la cocina, donde las horas de encendido son mayores.
  • Si hay que iluminar toda una habitación, no conviene hacerlo con un único punto de luz.
  • Es mejor utilizar iluminación de sobremesa si se está trabajando. En este caso, iluminar toda la estancia supone un gasto innecesario.
  • En estancias con muchos puntos de luz, es recomendable instalar varios interruptores para iluminar sólo las zonas que se precisen.
  • Utiliza colores claros en paredes y techos.
  • Cuando la bombilla se funda o deje de funcionar, RECLÍCLALA:

Reciclaje de las lámparas de bajo consumo

Los materiales de las lámparas se encuentran dentro de un sistema cerrado, por ello, su uso adecuado no representa riesgos o impactos sobre el medio ambiente o la salud. Dichos materiales entran en contacto con el medio ambiente únicamente en caso de rotura o destrucción.

Como ya hemos desarrollado, las lámparas de bajo consumo contienen diferentes gases y metales pesados (como mercurio) que, en contacto con aire, agua o suelo, pueden resultar altamente contaminantes. Además de ello, el vidrio de los conductos también es reutilizable.

Por ello la mayoría de lámparas (luminarias para lámparas fluorescentes, lámparas fluorescentes rectas, lámparas fluorescentes compactas, lámparas de descarga de alta intensidad y de sodio de baja presión, y otros aparatos de alumbrado utilizados para difundir o controlar luz con exclusión de las bombillas de filamentos) deben ser separados y depositados en contenedores específicos para este tipo de residuos.

En España, por ejemplo, la norma indica que los consumidores pueden entregar sin coste alguno dichas bombillas que vayan a desechar en los siguientes lugares:

  • En los puntos de venta o distribución siempre que se adquiera una nueva de tipo equivalente o realice las mismas funciones que la que se desecha.
  • En los puntos limpios o en puntos de recogida que deberá haber en municipios de más de 5.000 habitantes. En poblaciones menores, se sigue la norma de la comunidad autónoma en cuestión.

En caso de no conocer la ubicación de estos puntos, los consumidores pueden informarse en su ayuntamiento, o en las asociaciones de productores de bombillas.

10 Comments :, , , more...

Buscar en Internet

Loading